ESOS PEQUEÑOS DETALLES… (SUMMER EDITION)

Ahora que ya podemos decir que el calor han llegado de verdad a nuestras latitudes, comienzan a aflorar unos especímenes dignos de estudio.

Lo peor del verano es que aquella gente que catalogué hace ya unos meses, lleva al extremo la dejadez y el poco gusto a la hora de vestir, escudándose en la manida excusa de la comodidad y en la necesidad de frescor…

Si ya leísteis mi anterior artículo, dónde hacíamos un corto pero intenso repaso a “esos pequeños detalles”, en esta ocasión hablaremos de las cosas más abominables que podemos contemplar en cuanto al vestir se refiere cuando nuestro astro rey empieza a ser inclemente.

Ya sabéis la opinión que tengo de las camisas de manga corta, pues imaginad que puedo pensar cuando las camisetas  de manga sisa entran en juego…

merdellon, cani, choni,

Me da igual que seas un preplaya y tengas que amortizar los €uros que te ha costado tu ciclo de anabolizantes y hormonas o si has tirado por el método tradicional y has tenido que estar levantando hierros durante años. Sólo hay un supuesto donde está permitido el uso de este tipo de prenda: Ligas serias de baloncesto. No hay más.

Si hasta Rafa Nadal se dio cuenta que enseñar la pelambre sobaquera en la Philippe Chatrier cada vez que castigaba a Federer con su derecha liftada no era plato de buen gusto ni para el suizo, ni por supuesto para ninguno de los espectadores.Rafa nadal, sobaco, ala sisa, pelos

Y yo me pregunto: ¿De verdad 4 dedos escasos de tejido quitan tanto calor? No lo sé, quizá sí. Entonces  creo que debería ir corriendo al médico a que me vea el hipotálamo porque no me está funcionando bien.

Ya de pasada me gustaría agradecer a todos esas corporaciones locales que han tenido a bien incluir en su Bando Municipal la prohibición de ir sin camiseta en el casco urbano. Esos políticos quizá deberían ser incluidos en el  cutreanuncio de Aquarius.

Otro caso flagrante que azota nuestras ciudades, es el uso indebido que se le da al traje de baño o  más comúnmente conocido por todos como bañador.

Si tienes la suerte de vivir en un municipio costero y disfrutas de las bondades de un clima benigno y de la cercanía de la playa, eso no debe hacerte pensar que el bañador es tu segunda piel.

Esta  prenda sólo tiene sentido cerca de grandes volúmenes de agua donde el usuario tenga permitido zambullirse. Como únicas excepciones (lógicas, por otro lado) para vestir con bañador no creo que deba hacerse mas que  de la casa a la playa y de la playa a casa, admitiendo que de camino pares a hacer una compra inesperada o necesaria.

En caso de que vivas en la meseta puedes cambiar el sustantivo playa por: piscina/rio/embalse/represa…

Otro caso que afecta al uso del traje de baño es aquellos iluminados que lo utilizan con calzoncillos debajo…

bañador, swiming suit, Kiko rivera, paquirrin

Ahora es cuando alguno me dirá que sus bañadores están desprovistos de “huevera” y que se les hace incómodo eso de ir “campaneando”. Pues si te pasa eso ya estás tardando en cambiar de modelo, o  asumes esos pequeños inconvenientes de ir a lo “estilo libre”.

De verdad, haceos un favor y no uséis  calzoncillos con bañador ya que retrasan el secado de de la zona gonadal, que  junto con el calor propio de las fechas: ¡Hongos para todos!

Cambiemos completamente de tercio y hablemos de un complemento que  gracias a Dios cada vez es más extraño de ver, aunque aún hay gente que  se resiste a desterrar tan insufrible artículo textil. Hablamos de las riñoneras.

Aquí sólo puedo alcanzar a decir, que una mochila de Dora la exploradora comprada en los chinos de tu barrio tiene infinitamente más dignidad que el complemento estrella de guiris despistados y traficantes de poca monta.

Si lo utilizas por practicidad, de verdad, cámbiala por una mochila como ya he dicho, pero si tu segunda opción era una mariconera… Mejor no lo sigas intentando.

Por último terminemos con los pies. No caeré en el topicazo de las cangrejeras con calcetines, porque menos mal, que aquí ya hemos interiorizado que eso debería estar penando.

Pero lo que no sé es a qué genio se le ocurrió en ponerle al hombre sandalias. Y me da igual del material que sean.  La última vez que un grupo de hombres caminó con sandalias sin perder un ápice de hombría y decencia fue cuando las legiones romanas  luchaban contra las invasiones bárbaras del norte.

legion, roma, imperium, coliseo

Y ojo, que yo no tengo ningún problema con sus primas las chanclas, pero mantengo que sólo deberían ser utilizadas en los mismos supuestos que los bañadores.

No querría acabar esta entrada haciendo una mención especial hablando de esos individuos que aúnan lo mejor de lo que aquí está expuesto. Ese espécimen que es capaz de vestir de una sola vez lo siguiente:

-Gorra estilo dictador centro/suramericano

-Camiseta de ala sisa.

-Riñonera o mariconera.

-Pantalón pirata.

-Sandalias o Crocs. (Lo cual es casi peor todavía)

Ahí os dejo mi pequeña catarsis veraniega. Y recordad, al igual que la vez anterior, yo entono el mea culpa en muchos de los supuestos, pero siempre se puede mejorar en eso del buen vestir.

Grandsoncross

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s